HAGA CLICK EN EL LOGO

DE LA MARAVILLOSA

"BARRACA"

DE LORCA

La vanguardia, la modernidad irrumpió como una nube eléctrica propiciando un estrépito creativo insuperable: los hombres más brillantes, los artistas más trascendentales del mundo se dieron con

los españoles para producir una comunicación

explosiva y sabia que sólo podía convertirse en obra.

Las ciencias, la pintura, las letras, la filosofía

más aplicada, la música... ¡todo lo humano primordial! floreció de cara al futuro que parecía indudable.

MADRID,

generacion del 27,

suma heredera

de la del 98

y la del l4...

"- Me percaté de que       Lorca, Dalí y Buñuel     serían muy célebres.

   Picasso ya velaba

   desde París".       

Se le llamó 

"La Residencia de Estudiantes

de Madrid"

pero el nombre no decía

- y no dice -

de la grandeza de aquel recinto,

suerte de mágica ágora, 

templo y calesita del saber

y de las artes todas.

Amor, amor, que está herido,

herido,

de amor huido.

Herido,

muerto de amor.

Decid a todos que ha sido

el ruiseñor.

Herido,

muerto de amor.

 

Bisturí de cuatro filos,

garganta rota,

y olvido.

Cógeme la mano, amor,

que vengo muy malherido,

herido,

de amor huido.

Herido,

muerto de amor

Herido de amor

Federico García Lorca

Gómez de la Serna con los tertuliantes de Pombo.

Cuadro de José Gutierrez Solana

Igor Stravinsky visto

por Picasso

Haga click en la foto de Lorca y escuche

"El  pequeño vals vienés" cantado por Silvia Pérez Cruz

Ramón Gómez De La Serna:

- "El amor nace del deseo repentino de      hacer eterno lo pasajero.“

- "Aburrirse es besar a la muerte.“

- "Los rosales son poetas que 

    quisieron ser rosales.“

Vicente Alexaindre

Federico García Lorca

Salvador Dalí

Luis Buñuel

Pablo Picasso

Maruja Mallo

Dámaso Alonso

Ramón Gómez De La Serna

Rafael Alberti

Mª Teresa León

Gerardo Diego

Ernest Hemingway

Luis Cernuda

Francis Picabia

Man Ray

Manuel Altolaguirre

Igor Stravinsky

James Joyce

Mª Zambrano Alarcón

Miguel Hernández

José Ortega Y Gasset

Paul Valery

Ezra Pound

Josephine Baker

Jean Cocteau

Marc Chagall

Louis Aragon

Josefina De La Torre

Pedro Salinas

Joan Miró

André Bretón

Marcel Duchamp

H. G. Wells

Ignacio Zuloaga

Rafael De León

Rosa Chacel

Juan Gris

José Gómez Ortega 

Juan Belmonte

Ignacio Sánchez Mejías

Manuel de Falla

Josephine Baker arribando a la Estación Norte de Madrid. Febrero 1930

"No basta con oír la música; además

  hay que verla." Stravinsky

José Gómez Ortega "Joselito"

 

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.

Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,

y tú, inocente, duermes bajo el cielo.

Tú por tu sueño, y por el mar las naves.

 

En cárceles de espacio, aéreas llaves

te me encierran, recluyen, roban. Hielo,

cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo

que alce hasta ti las alas de mis aves.

 

Saber que duermes tú, cierta, segura

cauce fiel de abandono, línea pura,

tan cerca de mis brazos maniatados.

 

Qué pavorosa esclavitud de isleño,

yo, insomne, loco, en los acantilados,

las naves por el mar, tú por tu sueño.

Insomnio

Gerardo Diego

Gerardo Diego

Pepín Bello y

Joaquín Romero Murube

Rafael Alberti

La paloma

 

Se equivocó la paloma

se equivocaba.

Por ir al norte, fue al sur

creyó que el trigo era agua,

se equivocaba.

 

Creyó que el mar era el cielo

que la noche, la mañana,

se equivocaba,

se equivocaba.

 

Que las estrellas, rocío

que la calor, la nevada,

se equivocaba,

se equivocaba.

 

Que tu falda era tu blusa

que tu corazón, su casa,

se equivocaba,

se equivocaba.

 

Ella se durmió en la orilla,

tú en la cumbre de una rama.

 

Creyó que el mar era el cielo

que la noche, la mañana

se equivocaba,

se equivocaba.

 

Que las estrellas, rocío

que la calor, la nevada,

se equivocaba,

se equivocaba.

 

Que tu falda era tu blusa

que tu corazón, su casa,

se equivocaba,

se equivocaba…

Federico y Buñuel volando bajo

como en una ranchera

¿Cómo no enamorarse

de tanta vida bella

si la mala muerte

está en la inercia?

¡Armas, barco, invasión...

muerte digna

manque sea violenta!

Morir para acceder

a la dignidad:

la vida es cosa seria.

"Yo soy Yo y Mi   Circunstancia"

José Ortega y Gasset

Luis Cernuda

                                         Razón de lágrimas

Más allá se estremecen los abismos

poblados de serpientes entre pluma,

cabecera de enfermos

no mirando otra cosa que la noche

mientras cierran el aire entre los labios.

 

La noche, la noche deslumbrante,

que junto a las esquinas retuerce sus caderas,

aguardando, quién sabe,

como yo, como todos.

Haga click en Alberti y escuche La Paloma

cantada por Serrat

Y el Picasso, desde París con el Chagall

y el Matisse...

"Civilización y barbarie"

decía en la novela del

mismo nombre, Numa Escudero

el escritor y futuro presidente

de Arcadia. Esas dos palabras encarnaban a Madrid y la capital arcadiana.

Sobre la superficie

del mar encandilado

de las seis de la tarde,

saltan algunos peces

que dejan sobre el agua,

al caer, una onda.

Así, a trechos, bordado

el mar por esta aguja

parece que sonríe:

sonrisas que se ensanchan

y cierran lentamente;

sonreír de la orilla,

encaje de la falda

azul y transparente.

Josefina de la Torre

¡DIOS,

QUÉ

GENTE!

¡Sí,

EL PERRO

es ANDALUZ!

Luis Carlos Hermoso:

- Llegué a Madrid tras de    Buñuel y el cine y        terminé trabajando con

  su archi enemigo:

  Ginés Román.

Mª Teresa León

Nos aficionamos a gente que se debe morir y a cosas que se van a quedar. Yo no quedaré, pero cuando yo no recuerde, recordad vosotros (...) Recordad que mi mano derecha se abrió siempre. Recordad que no era fácil el diálogo ni la paciencia y que todo se venció hasta los límites y más allá. Cuando penséis en mis pecados, tenéis que sentir la misma piedad que yo por los vuestros. Cuando yo todo lo olvide y cante como mi abuela con la última luz de la memoria, perdonadme vosotros, los que os agarrásteis a mi vestido con vuestras manitas tan pequeñas.

Memoria de la melancolía (pág. 303)

Amor, qué importa 
que el tiempo, 
el mismo que elevó como dos llamas 
o espigas paralelas 
mi cuerpo y tu dulzura, 
mañana los mantenga 
o los desgrane 
y con sus mismos dedos invisibles 
borre la identidad que nos separa 
dándonos la victoria 
de un solo ser final bajo la tierra.

Pablo Neruda

Final de Oda al tiempo en Odas elementales.

 ¡Música, música! 

 ¡Cantemos todos 

 - Ojos verdes.       verdes como       la albahaca!

Rafael de León

Haga click en la foto del gran

Rafael de León

y escuche la canción Ojos Verdes interpretada por Conchita Piquer

Sin voz desnuda

 

Sin armas. Ni las dulces

sonrisas, ni las llamas

rápidas de la ira.

Sin armas. Ni las aguas

de la bondad sin fondo,

ni la perfidia, corvo pico.

Nada. Sin armas. Sola.

 

Ceñida en tu silencio.

«Sí» y «no», «mañana» y «cuando»,

quiebran agudas puntas

de inútiles saetas

en tu silencio liso

sin derrota ni gloria.

¡Cuidado!, que te mata

fría, invencible, eterna

eso, lo que te guarda,

eso, lo que te salva,

el filo del silencio que tú aguzas.

Pedro Salinas

H. G. Wells

Ernest Hemingway

Jean Cocteau

Jean Cocteau, fue muy amigo de Andrés Miranda-Leroux. Alguna vez le refirió:

"Hay verdades que uno sólo puede decir después de haberse ganado el derecho a decirlas."

Un muy Nobel y un Poeta Muerto muy joven...

Vicente Aleixandre y Miguel Hernández

Vicente Aleixandre

Un pájaro de papel en el pecho

dice que el tiempo de los besos no ha llegado;

vivir, vivir, el sol cruje invisible,

besos o pájaros, tarde o pronto o nunca.

Para morir basta un ruidillo,

el de otro corazón al callarse,

o ese regazo ajeno que en la tierra

es un navío dorado para los pelos rubios.

Cabeza dolorida, sienes de oro, sol que va a ponerse;

aquí en la sombra sueño con un río,

juncos de verde sangre que ahora nace,

sueño apoyado en ti calor o vida.

Miguel Hernández

Tristes Guerras

Tristes guerras

si no es amor la empresa.

Tristes, tristes.

Tristes armas

si no son las palabras.

Tristes, tristes.

Tristes hombres

si no mueren de amores.

Tristes, tristes.

 

El Rayo que no cesa

¿No cesará este rayo que me habita

el corazón de exasperadas fieras

y de fraguas coléricas y herreras

donde el metal más fresco se marchita?

¿No cesará esta terca estalactita

de cultivar sus duras cabelleras

como espadas y rígidas hogueras

hacia mi corazón que muge y grita?

Manuel de Falla

El arte y la cultura estallaron. En 1922 De Falla y las guitarras de Granada regalan a Madrid y al mundo el "Canto Primitivo Andaluz" que se nombra CANTE JONDO, los romanceros se trenzan en juego vivo con óperas y operitas. Ya en 1929 Buñuel había tranquilizado los óleos y paletas de los hermanos parisinos asegurándoles que el cine no haría desaparecer sus obras. Apollinaire le había enseñado que debía pintarse lo que no se ve, y los pintores permanecerían libres interpretando el mundo...

Más maravillas de los artistas de esta generación...

haciendo click en el detalle del retrato de la Condesa Mathieu

de Noailles

(de Ignacio Zuloaga)